Biodescodificación, Transgeneracional y Gestión Emocional (IeBNE)

¿Qué puede hacer la Bioneuroemoción por ti?

Como ya os puse en el anterior post la definición del método de la Bioneuroemoción, hoy voy a comentar como se produce un Bio-shock emocional, a quien va dirigido este método, y qué puede hacer éste, por ti.

Partimos de la base de que este método surge de la idea de, que la enfermedad se manifiesta en el cuerpo a raíz de haber sufrido o sufrir un bio-shock emocional, el cual, en el momento que se produce no lo gestionamos adecuadamente, desde el punto de vista emocional, por tanto, el cuerpo lo transforma en enfermedad o síntoma.
Como decia Carl Gustav Jung , «La enfermedad es el esfuerzo que hace la Naturaleza para curar al hombre»
Los criterios del bio-schock son:
1.Una situación o vivencia imprevista. Aquí, hay que buscar el momento preciso.
2. Esta situación o vivencia se vive desde el aislamiento, en este momento es lo que sentimos en nuestro interior, se produce el resentir (la emoción oculta).
3.No vemos la solución,  no podemos cambiar el mundo exterior.
4. Es más o menos dramático. Dará síntomas diferentes según la intensidad del drama.

El bio-shock se puede manifestar de dos formas, dependiendo del umbral de tolerancia de cada individuo. Por un lado, el efecto misil, el impacto es muy estresante en sí mismo, y, por otro lado, es el llamado efecto jarra, es el gota a gota.

Este método, va dirigido a cualquier persona que tenga un síntoma o una enfermedad, o conflictos que impiden llevar una vida satisfactoria. A través de un proceso de toma de conciencia del conflicto, empieza la sanación emocional, y a su vez, el desbloqueo físico que se originó.  Esto se lleva cabo con un acompañamiento en un proceso de cambio emocional.
Si tienes un conflicto de conducta, de relación, patrones repetitivos, o cualquier síntoma físico, puedes acudir a un especialista en Bioneuroemocion, éste te acompañará a hacer consciente lo inconsciente, la emoción oculta.
Nunca sustituye otro tipo de tratamiento médico, es complementario al proceso de sanación, se trata de sanar la emoción que ha dado lugar al síntoma, enfermedad o conducta.

Fuente:
Tratado de la Biodescodificación (Enric Corbera, Rafael Marañon)